URBINA

1) Significado: El apellido de lengua euskera Urbina tiene tres componentes: ur, que significa "agua"; bi, que significa "dos" y na, que es un sufijo que indica diminutivo.

2) Casa solar: Es uno de linajes alaveses de mayor antigüedad, descendiente de los antiguos Señores de Bizkaia. Su primitivo solar fue una torre o casa fuerte que estaba sita en el lugar de Urbina (de cuyo nombre se derivó el apellido), perteneciente hoy al Ayuntamiento de Villareal de Araba y partido judicial de Vitoria. En fines del siglo XII era Señor de dicha casa fuerte el Conde Don García de Mendoza, que murió en la batalla de Alarcos (1195). Una hija de este Conde casó con un hijo segundo de Don Diego López de Haro II, llamado "el Blanco", sexto Señor de Bizkaia (ver Casa de Haro). Ambos fueron los progenitores de la rama troncal del linaje Urbina, rama de la que dimanaron otras muchas.

3) Armas: Escudo de una de las ramas: En campo de oro, un árbol de sinople, y dos lobos de sable, cebados de corderos de plata, pasantes al pie del tronco. Bordura de azur con ocho sotueres de oro, y una segunda bordura de gules, con una cadena de oro.

4) Antepasados: (ver árbol genealógico)

I. Catalina de Urbina (6 abuela de Cándido Madaleno Gasteasoro) nació probablemente en Unzá, Araba, hacia el año de 1630. Casó con Miguel de Zárate hacia 1653 (ver Zárate). Tuvieron por hijo a José de Zárate y Urbina (c.1655), que casó con Magdalena de Trocóniz y Lecanda, probablemente en Bilbao, hacia 1685.

5) Ruta genealógica: Urbina® Zárate ® Madaleno.

6) Otros datos:

* Origen de los Mendoza: Pretendían descender de los Reyes de Navarra, y del Cid Campeador pues una de sus hijas (Cristina) se casó con un rey Navarro (posiblemente Ramiro Sánchez, siendo padres de García Ramírez "el restaurador". En otra versión, pretendían descender de Laín Calvo, abuelo del Cid y Juez en Castilla.

* Rama de Llodio: Lope de Mendoza, llamado "cuero sin hijadas" murió en la derrota de Alarcos (1195) frente a los Almohades. Íñigo López de Mendoza, señor de Llodio, era hijo suyo. Íñigo luchó y murió en la batalla de Las Navas de Tolosa (1212), siendo de los primeros que rompieron las cadenas que protegían a la guardia negra del Miramamolín, combatiendo a las órdenes de su pariente y señor Diego López de Haro contra los almohades. Eran "los Mendoza, los de la banda roja", aludiendo a su escudo de armas que, a partir de Las Navas, llevaría una orla de cadenas alrededor de la banda roja sobre fondo verde. De él descienden las ramas sevillana y de Llodio, extinguidas ambas en el Siglo XIV. La rama de Llodio no tuvo apenas importancia histórica.

* Rama del lugar de Mendoza: Otra rama de los "Mendoza" fue la del lugar de Mendoza, vecino a Vitoria. Diego López de Mendoza era nieto de Gonzalo López de Mendoza e hijo de Lope González de Mendoza, que muriera en Arrato (hacia 1200) cuando su hijo tenía unos cinco años. Lo primero que pensó fue en vengar la muerte y la afrenta de que se vendiera el braguero de su padre muerto en el mercado de Vitoria. Este señor de Mendoza y de las Hermandades de Alava fue llamado "mantolucea" por el largo manto bajo el que llegó, ya hombre, de vuelta a Alava con ánimos de venganza. Venció (Arrigorriaga) y acosó hasta su muerte a Íñigo de Guevara, contándose que cuando le cercara de noche en su castillo y empezara a golpear la puerta el de Guevara le dijo que "me parece justo que me querais matar para vengar a vuestro padre pero esa no es razón para que me rompais la puerta a golpes, que no soy hombre para morir escondido". Y salió con tanta furia a caballo a atacar al de Mendoza que se dio en la cabeza con el dintel de la puerta muriendo en el acto. Diego le corto la cabeza y la llevó al mercado de Vitoria. Por ello plantó en su escudo las panelas del escudo de los Guevara formando parte del primitivo blasón de los Mendoza.


bisabuelos.com